Saltar al contenido

Inteligencia Emocional

La Inteligencia emocional es la que se encarga de manejar tus emociones, entenderlas e identificarlas con el fin de que puedas relacionarte con los demás de una forma acertada., también permite manejar el estrés y superar cualquier obstáculo en la vida.

¿Cuál es la importancia de la inteligencia emocional?

Los que piensan que tener un CI alto garantiza éxito en la vida puede que estén lejos de la realidad, ya que quien no sabe controlar sus emociones puede terminar destruyendo toda su vida en un corto periodo de tiempo.

Por eso se da tanto énfasis a la importancia de conocer y mejorar la inteligencia emocional, ya que además contribuye con lo siguiente:

  1. Ayuda a mejorar la salud, pues mediante esta se controla el estrés y los problemas asociados con este.
  2. Permite controlar trastornos como la depresión y la ansiedad.
  3. Contribuye a mejorar las relaciones con los demás.
  4. Aumenta el rendimiento laboral.
  5. Permite expresar mejor los sentimientos y emociones para transmitirlos de una forma más clara.
  6. Mejora tus habilidades sociales.

Estudios muestran que quienes gozan de un alto nivel de esta inteligencia pueden llevar una vida más placentera, conectar mejor con las demás personas, crear vínculos profundos e incluso tener una vida mucho más duradera que aquellos que no tienen idea de lo que implica la inteligencia emocional.

¿Cómo puedo mejorar mi inteligencia emocional?

¿Realmente se puede mejorar esta inteligencia? Existen factores que determinan el aumento de la inteligencia emocional, pero no todos los métodos son efectivos o dan resultados positivos.

Es importante tener a la mano información que sea clara y concisa en este punto. Estudios y análisis demuestran que hay factores que se deben tomar en cuenta cuando se habla de la mejora de la inteligencia emocional. Algunos de estos son:

  1. Se necesita ayuda profesional.
  2. Alguien debe calificar el crecimiento de esta.
  3. Vigila las técnicas que aplicas para aumentarla.

Cuando estos puntos estén cubiertos en su totalidad, se puede ir al siguiente paso, el cual consiste en la mejora positiva de este factor que se desea aumentar.

Sin embargo se deben considerar los 10 pasos que se explican a continuación:

  • Reconoce la emoción que hay tras un acto

Para esto es necesario que no aísles tus emociones, conéctate con ellas para lograr entender cómo funcionan. El resultado de este ejercicio permite canalizar todo lo que sientes de manera asertiva.

  • Esfuérzate por conocer más emociones

A esta práctica se le conoce como enriquecimiento del vocabulario emocional y se aplica al intentar conocer y reconocer cada una de las emociones. Esto permite describir de forma precisa lo que sientes y evita la típica situación en la que no sabes lo que te ocurre.

  • Define las emociones primarias y secundarias

Las emociones pueden desencadenar otra serie de emociones, haciendo que sea un poco confuso aprender a identificarlas todas, pero esto es posible si te esfuerzas por identificar la causa de la primera emoción y determinar las demás.

  • Juzga las emociones que siente de forma adecuada

Las emociones salen a flote para ayudarte a entender cómo reaccionar ante cierta situación. Tienes que aprender a juzgarlas adecuadamente para evitar confundir situaciones o problemas del día a día.

  • Actúa detenidamente al interpretar una emoción

Cuando las emociones surgen te dan pistas de lo que sientes y piensas. Debes evitar a toda costa actuar instintivamente, ya que puede generar problemas sociales. Más bien esfuérzate por actuar con detenimiento hasta que tengas más experiencia.

  • Aprende a controlar lo que piensas

Se ha determinado que los pensamientos juegan un papel directo en las emociones de una persona. Mientras más control tengas sobre tus pensamientos más posibilidades hay de que puedas canalizar las emociones.

  • Juzga las acciones de los demás

Si te esfuerzas por aprender el porqué de las acciones  de otras personas tendrá un impacto directo en la forma en la que reaccionas ante cierta circunstancia, además te ayuda a ser más empático y mejorar tus relaciones.

  • Escribe los sentimientos que sean difíciles de controlar

Hay emociones y sentimientos que son más difíciles de controlar. Los especialistas aconsejan anotar esas emociones a fin de trabajar específicamente sobre ellas y controlarlas de una manera más efectiva.

  • Expresa lo que sientes

Las emociones deben expresarse de una forma adecuada para lograr transmitir tus sentimientos, no digas lo primero que se te viene a la mente ya que esto suele causar problemas.

  • Práctica una y otra vez

Ensayo y error hacen al maestro, por eso la sugerencia más grande es practicar mucho para aprender a definir de forma adecuada todas tus emociones y tengas la oportunidad de mejorar la forma en la que los aplicas.